La Risa

Tienes una risa fea… es una de esas risas ridículas que a nadie le cae bien.

Suenas como un sapo llorando.

Pero también sabes… que es una de esas risas contagiosas. Aunque es fea, a mí me cae bien…

¡Me encanta tu risa maniática, ese sonido me causa un ataque de risas!

A veces me preocupaba cuando te oía carcajear.

Sonabas como si te estuvieras asfixiando, como si te estuvieras muriendo…

Era algo increíble como las vibraciones y el sonido de esa risa viajaban hacia mi oreja y me inundaban de una alegría inexplicable.

A veces se me olvida que todo en mi vida está bajo control, y me olvido de que Dios tiene mi vida acurrucada en la palma de su mano y me deslomo.

Oh, pero, al escuchar esa risa, todos mis temores disipaban.

Me encantaba tu risa maniática, porque sin ella me siento estática.

Regresa hermanito, regresa hacia aquí.

Regresa para así poderte oír reír, y poder feliz vivir.  

One response to “La Risa”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: